Cuando hablamos de invenciones y talento, a todos se nos viene a la cabeza la imagen del “erudito con bata blanca y pelos enmarañados, de cuyo pensamiento sale una bombilla encendida” que hemos visto representada en tantas ocasiones. Y es que la importancia de patentar una nueva idea o un nuevo producto va más allá del mero hecho de descubrir o inventar algo nuevo. Patentar significa proteger el talento que hace avanzar a la humanidad. Patentar significa dar el valor que se merece al esfuerzo diario de muchísimas personas que se preocupan y trabajan por hacer de este mundo, un mundo más cómodo y feliz.

Para Soulmark, cada informe, cada investigación, cada propuesta o cada proceso es único.

Así que, si eres una de esas personas o trabajas para una empresa cuyo potencial reside en la investigación y desarrollo de nuevos productos o procesos, en Soulmark hemos pensado que será muy beneficioso para ti, conocer estas claves del proceso de patentes para que tengas claro, de manera general, cómo poder patentar de una manera estratégica y efectiva.

Para Soulmark, cada informe, cada investigación, cada propuesta o cada proceso es único. Nuestros clientes valoran, por encima de todo, la personalización y el trato directo que les ofrecemos a la hora de iniciar sus procesos para patentar sus ideas o modelos de utilidad. Por ello, queremos que leas este post con una mirada genérica, y si todavía te quedan dudas por resolver, estaremos a tu disposición para solventarlas y aportarte toda nuestra profesionalidad. Nuestro objetivo es que te sientas tranquilo y seguro a la hora de patentar. Por ello,  toma buena nota, que empezamos.

 

¿Qué es una patente?

Seguramente, si has patentado alguna vez, ya conozcas lo que es una patente, pero si nos así, es importante que sepas a qué nos referimos cuando hablamos de patente.

Aunque ni la antigua ley de patentes, Ley 11/1986 de 20 de marzo, ni la actual Ley 24/2015 de 24 de julio, Ley de Patentes proporcionan una definición de patente, la doctrina la ha  delimitado conceptualmente como “el derecho otorgado por la comunidad para la explotación del objeto de la invención en régimen de monopolio temporal”. Por lo tanto, la patente no sólo se refiere al derecho de fabricación, venta o utilización del titular de la invención, sino que (y aquí viene lo importante), sobre todo otorga el derecho de exclusión a la explotación por parte de otros, siempre que el interesado así lo desee.

Las patentes pueden referirse a un nuevo procedimiento, un nuevo aparato, un producto novedoso o una mejora/perfeccionamiento de los mismos. 

 ¿Qué se puede patentar? Diferencia entre patente y modelo de utilidad

Como ya hemos comentado, una invención puede ser un producto (sustancia o composición), un aparato (dispositivo o sistema), un procedimiento (método) o un uso (aplicación) que cumpla con los requisitos de patentabilidad:

  • Deben ser invenciones nuevas.
  • Deben implicar un nivel de actividad inventiva.
  • Deben tener aplicación industrial.

Sin embargo, el grado de exigencia de la actividad inventiva en modelos de utilidad será menos intensa por parte de los Organismos oficiales autorizados que los destinados al registro de patentes. Además, para que el proceso de patentar se inicie, la invención debe poder ser aplicada por un experto en la materia, por ello, debe estar detallada y desarrollada de manera suficientemente clara y completa en la solicitud de patente ante el organismo correspondiente.

Por supuesto, el alcance y la extensión geográfica que quieras para tu patente o modelo de utilidad, marcará el tipo de patente que necesitas y su proceso.

Tipos de patentes según su cobertura geográfica

El elemento diferenciador que marcará el tipo de patente y el proceso de registro que necesitas será el que se refiere al territorio o territorios donde desees explotar tu patente. 

Debes tener en cuenta que, además, este elemento geográfico aporta un nivel más alto de complejidad, ya que existen muchos y diversos desarrollos legales estatales y supraestatales que pondrán a prueba tus conocimientos técnicos, administrativos y por qué no decirlo, tu paciencia.

En Soulmark, siempre abogamos (y nunca mejor dicho) por un registro de patentes o profesional y especializado. No olvides que somos abogados especialistas en la protección de tu propiedad industrial y para nosotros, la planificación de acciones estratégicas y la tramitación personalizada son valores fundamentales para iniciar, desarrollar y proteger tus patentes. 

Aún así, y sabiendo que necesitas saber qué tipos de patentes puedes encontrarte para mejorar tu toma de decisiones, aquí te dejamos todas las opciones posibles y su alcance geográfico:

  • Patentes en España:

El procedimiento se inicia presentando una solicitud ante la OEPM. Es este momento el que determinará la fecha de presentación que será la que marque el inicio del procedimiento de registro de la patente. Junto con esta solicitud, se presenta la petición de realización del Informe sobre el Estado de la Técnica (IET).

  • Patentes Europeas:

El sistema de patente europea permite obtener protección mediante una solicitud de patente europea directa con designación en aquellos Estados europeos y otros Países Adheridos que sean parte del Convenio Europeo de Patentes (actualmente, 38 países). La solicitud se realizará ante la Oficina Europea de Patentes (EPO son sus siglas en inglés) y, como ocurre con la patente en España, la fecha de presentación de la solicitud determinará el inicio del procedimiento y la prioridad de tu registro.

  • Patentes PCT:

La vía del PCT (Patent Cooperation Treaty) facilita la tramitación de las solicitudes para la protección de las invenciones cuando dicha protección se desea obtener en varios países, estableciendo un sistema por el que la presentación de una solicitud única produce los mismos efectos que si dicha solicitud hubiera sido presentada en cada uno de los países que forman parte del Tratado PCT (actualmente, 153 países).

Es importante aclarar que no se trata de un procedimiento de concesión de patentes, ni sustituye a las concesiones nacionales, sino que es un sistema por el que se unifica la tramitación previa a la concesión.

  • Patentes Supranacionales:

    • Patente Euroasiática: permite que los solicitantes obtengan protección mediante patente de forma sencilla y rentable en los nueve Estados miembros de la EAPO, con sede en Moscú, presentando una única solicitud de patente eurasiática. Los Estados miembros de la EAPO son Turkmenistán, República de Bielorrusia, República de Tayikistán, Federación Rusa, República de Kazajistán, República de Azerbaiyán, Kirguistán, República de Moldavia, República de Armenia
    • Patente del GCC: El Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo (GCC) es una organización de cooperación regional para los seis países productores de petróleo de la región de Oriente Medio/Golfo Arábigo. Las patentes GCC son administradas y concedidas por la Oficina de Patentes del GCC, ubicada en Riad, Arabia Saudí. Los Estados Miembros del GCC son Emiratos Árabes, Bahréin, Arabia Saudí, Omán, Qatar y Kuwait.
    • Patente en OAPI: Para facilitar y abaratar la tramitación de patentes en los países francófonos del continente africano, existe un tratado internacional ratificado por los siguientes 17 estados: Benín, Guinea Ecuatorial, Burkina Faso, Mali, Camerún, Mauritania, República centroafricana, Nigeria, Congo, Comoras, Guinea Bissau, Costa de Marfil, Senegal, Gabón, Chad, Guinea y Togo. La Organización Africana de la Propiedad Intelectual (OAPI) tiene su sede en Yaundé (Camerún) y es la Oficina que administra y concede patentes o modelos de utilidad por un único procedimiento en todos los estados contratantes
    • Patente en ARIPO: La Organización Regional Africana de la Propiedad Industrial (ARIPO) tiene su sede en Harare (Zimbabue) y es la Oficina que administra y concede patentes o modelos de utilidad en los estados miembros mediante un único procedimiento. Los países de habla inglesa de este convenio africano son: Botsuana, Ghana, Gambia, Kenia, Lesoto, Liberia, Malawi, Mozambique, Namibia, Ruanda, Somalia, Sudán, Santo Tomé y Príncipe, Sierra Leona, Suazilandia, Tanzania, Uganda, Zambia, Zimbabue.

Así que ya lo sabes. El proceso para patentar tus invenciones  es mucho más que un mero proceso administrativo. 

De este proceso dependerá, en gran parte, el éxito de tu talento o el de tu empresa. No te la juegues. En Soulmark pondremos toda nuestra experiencia en el registro de patentes para que nada se escape a tus necesidades y recursos. Además, con Soulmark contarás con asesoramiento especializado, personal y directo con el que sentirte seguro y confiado de cara a tu futuro.

Como siempre, muchísimas gracias por haber leído hasta aquí. Esperamos haberte ayudado en relación al registro de tus patentes. Podrás encontrarnos, siempre que lo necesites, en www.Soulmark.es , donde ponemos a tu disposición contenidos, noticias y consejos para la protección de tu propiedad industrial y digital, así como todas las formas de contacto posibles para tu máxima comodidad y eficacia.

¡Hasta el próximo post!

Si te ha resultado útil nuestro contenido, compártelo!

Leave A Comment