Uno de los desafíos más importantes a los que se enfrenta una empresa cuando decide expandir su negocio más allá de sus fronteras, es la protección adecuada de su marca internacional. Son estas marcas las que posicionarán su negocio en los distintos países en los que quiere competir y en las que basará sus campañas de marketing y publicidad.

Sin embargo, abordar el registro de las marcas país por país puede ser una tarea no solo titánica, sino exageradamente cara e ineficaz, lo que en muchas ocasiones desanima a los empresarios y los impulsa a lanzarse al mercado global sin una adecuada protección de su propiedad industrial.

Como en Soulmark nos hemos encontrado muchas veces con esta situación, hemos decidido escribir este post y ofrecerte una solución al registro de tus marcas en el entorno internacional. Toma buena nota que empezamos.

El Sistema de Madrid: la solución para registrar tu marca internacional

Existe un mecanismo altamente eficaz, con un coste muy razonable, que permite registrar la marca en aquellos países a los que la empresa decida expandir su negocio. Nos estamos refiriendo a la marca internacional regulada por el Sistema de Madrid (a través del Arreglo de Madrid, primero y del Protocolo de Madrid después) a los que están adheridos más de 120 países de todo el planeta.

La marca internacional es una figura que permite, a través de una única solicitud, iniciar el registro de una marca en tantos países adheridos al Protocolo como se desee. El organismo encargado de esta tramitación es la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) con sede en Suiza. 

Además, la marca internacional es un derecho vivo por cuanto permite ir añadiendo países a medida que se vaya necesitando, a través de las designaciones posteriores. De esta forma, si la estrategia expansiva del negocio requiere la presencia de la marca en nuevos países que no fueron contemplados al principio, podremos seguir beneficiándonos de la solicitud unitaria, ya que podremos emplear nuestra marca internacional para acoger a esos nuevos países.

¿Cuál es el procedimiento para registrar la Marca Internacional según el sistema de Madrid?

Mediante un único formulario y pagando las tasas oficiales en francos suizos (tasas que incluyen las de la OMPI y las de los países donde la empresa desee registrar su marca) podremos registrar nuestra marca en varios países al mismo tiempo, sin necesidad de tener que acudir a agentes locales ni tener que iniciar infinidad de procesos individuales. 

Una vez realizada la solicitud de registro de la marca internacional, la OMPI dará traslado de la misma a las Oficinas de Marcas de los países designados para que se lleve a cabo la tramitación local de la misma, e iniciará con ellas una interlocución relativa al proceso de registro de la marca. 

Será la Organización Mundial de la Propiedad Industrial la que nos comunique todos los hitos que vayan aconteciendo en relación con el registro de nuestra marca. 

Únicamente en el caso de que la marca tenga algún tipo de incidencia en algún país, deberemos acudir a un agente local para solucionarla. Pero si la marca no tiene ningún problema, su registro se llevará a cabo sin que tengamos que hacer nada más que esperar a que la OMPI nos vaya notificando los distintos pasos por los que el proceso de registro nos vaya llevando.

Por último, la concesión de la marca internacional en cada uno de los países designados será otorgada por las Oficinas de marcas de cada país a través de la emisión de resoluciones de concesión que la OMPI nos irá comunicando a medida que se vayan otorgando.

¿Cómo se renueva la marca internacional?

La renovación de la marca internacional también se hará a través de una única solicitud de renovación ante la OMPI con independencia de la fecha de concesión en cada uno de los países designados.  Para ello deberemos rellenar un formulario único de renovación y pagar unas tasas oficiales en francos suizos que incluirán las tasas de la propia OMPI y las de aquellos países en los que queramos renovar la marca.

Esta renovación podrá ser total, es decir, para todos los países designados en la marca internacional y para todos los productos y servicios;  o podrá ser parcial, es decir, para algunos de los países designados o para parte de los productos/servicios protegidos por la marca.

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual emitirá un Certificado de renovación, que servirá de prueba de la misma y comunicará a las Oficinas locales de los países designados que la marca sigue en vigor. Una vez más, nosotros no deberemos hacer nada y nuestra marca seguirá viva en aquellos países que nos interesen.

Como puedes observar, la marca internacional registrada a través del Sistema de Madrid es una figura muy dinámica que permite adaptar el registro de la marca a las necesidades empresariales con la facilidad de poder hacerlo ante un único organismo, lo que simplifica enormemente su gestión.

 

Así que ya lo sabes, la protección de tu marca fuera de España se puede realizar de forma rápida y eficaz a través de la marca internacional, pudiendo abordar estrategias empresariales más ambiciosas sin perder ni un ápice de seguridad y confianza en los mercados.

Desde Soulmark queremos darte las gracias por leernos y esperamos que este post haya sido de tu interés. Queremos recordarte que puedes contar con nosotros para ayudarte en la protección internacional de tus marcas. Y no sólo eso, también ponemos a tu disposición nuestra experiencia profesional para ofrecerte un asesoramiento legal especializado en el registro de tus marcas, patentes y diseños industriales. 

Puedes contactar con nosotros a través de todos los canales de comunicación que ponemos a tu disposición en nuestra web. www.soulmark.es

Que pases un buen día!

Si te ha resultado útil nuestro contenido, compártelo!

Leave A Comment